Compartimos la historia de Natalia y lo que es el fútbol en su vida. Es estudiante de sociología y en la cancha se siente más segura como defensora. Juega con sus amigas y también participa en una escuela, donde conoció gente que jamás hubiera cruzado de no haber sido por el fútbol.

Donde entrenarNatalia Giordano (34) hace un año que incorporó este deporte a su rutina. Aunque de chica jugaba a la pelota con sus amigos y amigas del barrio, asegura que esto es nuevo para ella. Una compañera de trabajo le propuso un día ir a jugar al fútbol. “No tenía mucha fe de que se iba a juntar gente y al final terminamos conformando un grupo de diez chicas”. Después le contó la novedad a sus amigas del secundario “con las que jamás hicimos ningún tipo de actividad física” y se quisieron sumar. Se juntaron, alquilaron una cancha en un lugar fijo -en un barrio intermedio al de todas- y establecieron el viernes como su día de fútbol, encuentro y diversión. “La dinámica que se armó entre mis amigas era muy diferente a juntarnos y compartir una cena que era lo que generalmente hacíamos”, destaca nuestra entrevistada.

Para poder hacer en la cancha lo que veía y se imaginaba, un poco más que lo que las piernas le estaban dando, Natalia decidió acercarse a una escuela. “Las mujeres empezamos a jugar al fútbol hace relativamente poco, entonces muchas cosas que de niñas no tenemos incorporadas las tenemos que tratar de aprender. Cuando vos ves a las que arrancaron de chicas ya muchas cosas las tienen incorporadas por eso es importante una escuela o un entrenador que te oriente, que te esté marcando qué cosas tenés que aprender o reforzar”.

Su búsqueda la hizo a través de Internet: “escuelas de fútbol en Caballito”. Eligió el barrio por dónde jugaba con sus amigas y así fue cómo descubrió La Descocemos Club o “La Desco” y se integró a este espacio. Cuenta que ahí encontró la combinación ideal entre lo social y lo deportivo. “Me parece muy interesante el hecho de conocer gente que jamás en tu vida te hubieras cruzado de no haber sido por el fútbol. Conocés muchas historias de vida y personas completamente diferentes, todas unidas por lo mismo que es jugar a la pelota”. Esto es lo que más le gustó y le atrajo de “La Desco”, vivencias que hacen “que una termine su partido y se quede después a ver otros. Tenga ganas de venir y de juntarse en la semana a comer algo”, enfatiza la defensora.

Natalia hace referencia que para ella lo más importante del fútbol femenino -que es por lo que pelea también, para que las mujeres se animen- es conservar el juego. “Las mujeres a lo largo de la maduración, de la vida, dejamos de jugar y los hombres conservan eso, tanto como juntarse a jugar a la Play como reunirse a jugar a la pelota. Y lo que se forma jugando es algo completamente diferente a la dinámica que se da simplemente sentándose y conversando”. También destaca que el hecho de que sea un deporte de equipo hace que afloren otras cosas: “que no te interese que quizás no la estés rompiendo y tenés gente que te está apoyando; o levantar la cabeza y mirar al otro, dentro y fuera de la cancha”, explica la jugadora.

No es hincha de ningún cuadro de fútbol, tampoco ve fútbol todo el tiempo, sin embargo va cada tanto a la cancha para acompañar a sus amigos. “Me gusta el fervor del fútbol. No sé si es mi pasión pero me encanta, lo disfruto y es algo que realmente tengo ganas de hacer mínimo una vez por semana”. En su caso le destina varias horas entre los partidos con sus amigas, los entrenamientos los sábados en la escuela y el torneo de los domingos.

Una de las últimas preguntas fue sobre cómo ve el avance de este deporte en el mediano plazo y al respecto señaló: “La mujer fue ganando espacios que ocupaban solo los hombres y dentro de estos está el fútbol. La mujer tiene que entender que no es algo que le pertenece al género masculino sino que el fútbol no tiene género, que los deportes no tienen género. Tenemos que atravesar eso y seguir avanzando”.

Página: www.ladescosemos.com.ar
FB: https://www.facebook.com/LaDescosemosClub
TW: https://twitter.com/LaDescoFutFem

Colaboró con esta nota: Solana Trucco
Twitter: @soltrucco

Facebook Comments