Un grupo de amigas compartiendo una misma pasión. Pantera Negra, un equipo de fútbol femenino amateur, decidieron juntar sus ganas para armar un conjunto y disfrutar del deporte que aman. Son 12 chicas que hacen rodar la pelota todos los martes y sábados, con un solo objetivo, salir campeonas.

HoySeJuegaFem: ¿Cómo fue la elección del nombre?

Tatiana: La idea era demostrar actitud y fortaleza “Pantera” y como no teníamos camisetas aún decidimos ir todas con remera negra y de ahí sale “Pantera Negra“. Además que recién estabamos iniciando así que las ideas no surgían mucho que digamos.

HSJF: ¿Cómo se conforma el equipo?

Lorena: Actualmente somos 12. Somos tres las que quedamos desde el inicio de esto. Hay dos equipos, algunas juegan los sábados y otras los martes o ambos días. Hay una capitana, una subcapitana lo que se definió más que nada porque eran las que más se movían respecto a temas administrativos para poder jugar. Las posiciones no están muy bien definidas ya que a veces una delantera juega de defensa y viceversa.

HSJF: ¿Cómo se preparan antes de cada partido?

Lorena: Pasamos “lista” por WhatsApp para saber quiénes juegan, debido a que a veces por cuestiones de horarios o similares algunas no llegan. Hacemos una estrategia antes de cada partido, en la semana también, estamos siempre conectadas. También hacemos lista con respecto a los cambios.

HSJF: ¿Cuándo empezaron a jugar al fútbol? ¿Qué representa en ustedes este deporte?

Tatiana: El fútbol es un cable a tierra que te desconecta del ruido diario y monótono, el sonido del silbato que da inicio al partido, es el “click” que enciende euforia, las ganas de dejar todo ahí, de gritar cada gol como glorioso. Es un deporte que reúne a gente apasionada y eso lleva a transpirar la camiseta como si estuviéramos jugando la final de 86, ¡es genial!

HSJF: ¿Cuál es su mayor sueño dentro del deporte?

Mellany: Mi mayor sueño es entrar a jugar para el equipo de mi facultad (UBA) y dejar a mi padre orgulloso. En Brasil, jugar para la facultad es una honra, por eso sueño en jugar por mi facultad, independientemente cuál sea. Para mi es difícil, porque tengo dos pasiones, una por fútbol y otra por medicina. Pero todos los que yo conozco que también cursan medicina, me dicen que soy loca, ¡que no voy conseguir conciliar ambos sueños!

Lorena: el fútbol es mi mayor sueño de superación personal. Pasar los límites que pensábamos tener.

Tatiana: Como meta a corto plazo, ¡ganar el próximo torneo! Y a largo plazo es entrenar niñas para arquera, sé que con el tiempo lo voy a lograr. Creo que es necesario trabajar mucho la mente, además del cuerpo.

HSJF: El fútbol femenino en Argentina es amateur, y los clubes no le dan la importancia que se merece. ¿Qué creen que hace falta para que tengan mayor reconocimiento y se convierta en profesional?

Lorena: La Asociación del Fútbol Argentina (AFA) debería tomar mayor seriedad en el asunto, pero poco a poco las comisiones van hablando más del tema. Hoy en día no hay director técnico (DT) designado ni jugadoras convocadas para una Selección. Hay clubes que destacan al fútbol femenino, son profesionales y le dan seriedad como UAI Urquiza, UBA, los grandes clubes y cada vez son más.

HSJF: El torneo de Fútbol profesional está a punto de terminar. ¿Cómo ven la situación actual en Argentina, tanto en varones como mujeres?

Tatiana: Algunas miramos mucho fútbol de los dos, y otras por cuestión de tiempos y horarios no podemos.
Casi todas seguimos a algún equipo en particular, como Mell que es de Brasil, y es hincha del Gremio, hay chicas de Perú en el equipo, y el resto nos repartimos en diferentes equipos.
Tiene menos público el fútbol femenino, hace menos tiempo se volvió popular, cuando la sociedad rompió los estereotipos.

HSJF: ¿Qué es lo que más sufre una jugadora?

Lore: En lo personal, al terminar un partido y no haber llegado a estar al máximo en un juego que se podía haber ganado.

Tati: Hablando como arquera creo que al estar un poquito más activa con los reflejos, ¡se sufren otros tiempos de tensión! Les digo a las chicas que soy el “Último Hombre” y que debo motivarlas para que estemos mejor. De todas maneras, dejó de ser un sufrimiento ya que ninguna de mis compañeras le tiene miedo al arco, eso es compañerismo. Supimos cómo rotar y cubrirnos.

HSJF: ¿Cuál fue su mejor partido?

Tatiana: Creemos que la semifinal que jugamos el martes pasado en Pasiones Futboleras sede Puerto Madero. A nivel compromiso fue buenísimo. Todo el equipo con la misma energía, la misma garra y fue un partido clave para darnos cuenta cuánto crecimos.

Colaboró con esta nota: Julieta La Rosa

Facebook Comments