Historia del fútbol femenino

La mujer ha sido importante en el desarrollo y evolución del fútbol hasta nuestros días. Las primeras evidencias datan de los tiempos de la dinastía Han en el que se jugaba una variante antigua del juego llamada Tsu Chu. Existen otros deportes que indican que en el siglo XII, era usual que las mujeres jugaran juegos de pelota, especialmente en Francia y Escocia. En 1863, se definieron normas para evitar la violencia en el juego con tal de que fuera socialmente aceptable para las mujeres. En 1892, en la ciudad de Glasgow, Escocia, se registró el primer partido de fútbol entre mujeres.

El documento más conocido acerca de los comienzos del fútbol femenino datan de 1894 cuando Nettie Honeyball, una activista de los derechos de la mujer, fundó el primer club deportivo denominado British Ladies Football Club. Honeyball, convencida de su causa declaró que con esto quería demostrar que la mujer podía lograr emanciparse y tener un lugar importante en la sociedad que por entonces excluía a muchas mujeres.
La Primera Guerra Mundial fue clave en la masificación del fútbol femenino en Inglaterra. Debido a que muchos hombres salieron al campo de batalla, la mujer se introdujo masivamente en la fuerza laboral. Muchas fábricas tenían sus propios equipos de fútbol que hasta ese entonces eran privilegio de los varones. El más exitoso de estos equipos fue el Dick, Kerr’s Ladies de Preston, Inglaterra. Dicho equipo fue exitoso, alcanzando resultados como el de un partido contra un equipo escocés en el que ganaron por 22-0.
Sin embargo, al fin de la guerra, la FA no reconoció al fútbol femenino a pesar del éxito de popularidad que alcanzó. Esto llevó a la formación de la English Ladies Football Association cuyos inicios fueron difíciles debido al boicot de la FA que los llevó incluso a jugar en canchas de Rugby y a otras no afiliadas a la FA.
Tras la Copa Mundial de Fútbol de 1966, el interés de las aficionadas creció a tal punto que la FA decidió reincorporarlas en 1969 tras la creación de la rama femenina de la FA. En 1971, la UEFA encargó a sus respectivos asociados la gestión y fomento del fútbol femenino hecho que se consolidó en los siguientes años. Así, países como Italia, Estados Unidos o Japón tienen ligas profesionales competitivas cuya popularidad no envidia a la alcanzada por sus símiles masculinos.

Desarrollo del fútbol femenino en España
El fútbol, deporte rey por excelencia, despierta pasiones entre los aficionados españoles. Sin embargo, en su vertiente femenina sigue siendo uno de los grandes olvidados del deporte español, no ocurre lo mismo en EEUU, donde el fútbol femenino goza de mayor popularidad. En la Superliga Española, así se conoce a la Primera División de Fútbol Femenino, clubs como el Atlético de Madrid, el Español, el Athletic Club B.F.K.E.B, de Bilbao, o el Levante Femenino se disputan cada año el título liguero. Milene Domingues “Ronaldinha”, jugadora del Pozuelo CF femenino, es la jugadora de fútbol femenino más conocida entre los aficionados españoles, no tanto por sus dotes con el balón como por su matrimonio con Ronaldo. Su primer año en la Superliga pasó desapercibida y se ha ido integrando en el fútbol de este país después de su llegada. Actualmente trabaja en el ADC Canillas (Madrid) en las categorías de fútbol base tras haberse titulado con el Nivel I de entrenadora.
La promesa electoral del presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, de crear una sección femenina fue un intento más de impulsar el fútbol femenino, pero al final todo se redujo al apadrinamiento del Pozuelo CF. Sin embargo, su posición respecto al fútbol femenino quedó arrinconada a los rumores que ponían a Ignacio Quereda-selecciónador nacional desde 1989- dentro de la estructura madridista para crear una sección femenina. A tal efecto, se creó una liga nueva en la que se dio una invitación a participar en primera división sin necesidad de empezar desde categorías inferiores. Debían cumplir tener un equipo en 1ª,2ª o 2ªB masculina para optar a esta plaza. Tan solo Las Palmas, Nastic, Real Valladolid, SD Eibar, Sevilla FC y Real Jaén aceptaron la invitación. El rumor de acuerdo alcanzado por Ignacio Quereda y Ramón Calderón quedó roto tras quedar Calderón suspendido de la presidencia del Madrid por irregularidades en su elección de presidente del Real Madrid. Florentino Pérez, entregado a labores de reactivar la popularidad del Real Madrid masculino, aún no ha fijado las mitas en una sección femenina del club. La Superliga quedó dividida en tres grupos en los que se vieron escandalosas goleadas, derogando el poder competitivo de la nueva competición.
Dos campeonatos para el Athletic Club son el bagaje de los dos primeros años de Superliga Española, cuyo precedente de Primera División estuvo comandado durante varias temporadas por el Levante del entrenador Antonio Descalzo que marcó una época en la historia del fútbol femenino en España. El Espanyol fue el siguiente y el Levante, el último campeón. Histórica también la participación del Athletic en UEFA, habiendo sido el primer club de Superliga capaz de alcanzar la segunda fase y estar cerca de los cuartos de final.
El crecimiento del fútbol femenino en España queda lejos de la mayoría de los países europeos, siendo tan sólo el 2% de fichas registradas pertenecientes al género femenino (casi alcanzan las 17.000). La llegada de estrellas mediáticas aún deja mucho que desear, siendo Maribel Domínguez “Marigol” el máximo exponente. Su llegada al FC Barcelona supuso un gran impulso en los medios de comunicación, que al poco se vieron frenados tras la reestructuración del equipo culé. Este año terminó descendiendo de Superliga (06/07), aunque recuperó la categoría en la temporada siguiente. Ese mismo año asciende a la Superliga el UE L’Estartit catalán, equipo al que se cambia “Marigol”.
El máximo exponente de jugadoras españolas jugando en el extranjero lo encontramos en Indiana, uno de los mejores clubes del mundo, donde María Ruiz y Laura Baeza, ambas madrileñas de nacimiento, cuajaron unos grandes partidos. María ha vuelto a España en la temporada 2009-2010 para defender los colores del Espanyol.
A nivel internacional Laura del Río es uno de las máximas figuras que representan a España. Otro de los mejores equipos del mundo, el Umeå IK, se fijó en ella, que marchó una semana a aprobarse con el equipo sueco. Delantera madrileña, que creció jugando en el Oroquieta y desarrolló sus mejores años en el Levante Femenino. Sin embargo, Laura en la temporada 2008 decidió probar la liga W-League USA, de nueva creación tras la desaparición de la anterior liga estadounidense profesional, donde comenzó con goles y asistencias, siendo aclamada por toda la afición del Indiana. Este año le sirvió a Laura de trampolín hacia uno de los mejores equipos de Europa, el 1. FCC Frankfurt, donde se incorporó en el 2009 y abandonó en enero de 2010 para fichar por el Boston Brakers de la liga profesional de USA, donde a Laura le gusta más competir.
En la temporada 08/09 la Superliga desparece, pasando a ser Superliga primera división con 16 equipos, en lugar de los 14 que tenía la Superliga.

Desarrollo en Latinoamérica
A diferencia de Europa, en Latinoamérica el fútbol femenino no tiene un desarrollo tan fuerte. Brasil en particular ha desarrollado fuertes ligas femeninas de fútbol, también esta Argentina que posee una liga de buen nivel pero con poco apoyo e interés llamada Campeonato de Fútbol Femenino, y Perú quién organizó en el año 2000 el primer Campeonato Internacional de Clubes, y a su vez su selección se coronó campeona del torneo de los XV Juegos Bolivarianos 2005 realizados en Colombia. Otros como Chile, recién se está estableciendo una liga con una fuerte base para el desarrollo de la actividad. Las actuaciones regulares de los equipos de la región y la designación de la FIFA a Chile para la organización de la Copa Mundial Femenina de Fútbol Sub-20 del 2008 son una muestra del creciente interés por la actividad. En México existe la Liga Mexicana de Fútbol Femenil que funciona en dos Divisiones, la SuperLiga y la Premier

Competiciones
El creciente interés por el fútbol femenino queda al descubierto con la realización de competiciones nacionales e internacionales. las más destacadas a nivel mundial son:
[editar]Campeonato de Europa Femenino de la UEFA
En 1937, el equipo Dick, Kerr’s ladies jugó con Edimburgh Ladies en el “Campeonato de Gran Bretaña y el Mundo”; Sin embargo, no existió una competición internacional hasta 1982 en el que el primer Campeonato Europeo para Equipos Representativos de Mujeres de la UEFA fue lanzado. La final de 1984 fue ganada por Suecia. A esta competición le siguió el Campeonato Femenino de la UEFA, conocido también como Euro Femenino. En 1987, Noruega ganó dicho campeonato y en las siguientes ediciones hubo un absoluto dominio de la Selección femenina de fútbol de Alemania en siete de las ocho posteriores ediciones, siendo su último título el obtenido en el año 2009.
[editar]Primeros Mundiales Femeninos
En el año 1970 se organizó el primer mundial de fútbol femenino en Italia, a donde acudieron selecciones representantes de varios países por invitación. Este primer mundial fue extra-oficial y no aparece ni siquiera en la historia del fútbol femenino narrada en las páginas oficiales de la FIFA, probablemente porque no fue organizado ni es reconocido por esta federación. Sin embargo ese mundial y el que le siguió en 1971 despertó la atención de un gran número de aficionados. El mundial de 1970 fue ganado por Dinamarca quien se impuso por 2-0 al seleccionado de Italia. El segundo Mundial se celebró en México en 1971. El equipo mexicano se impuso a las selecciones de Argentina, Inglaterra e Italia y se enfrentó en la final a Dinamarca. El encuentro se llevó a cabo en la Ciudad de México ante un récord de asistencia para un encuentro de fútbol femenino, que hasta la fecha no se ha superado en ese país[cita requerida]. El resultado final fue de 3-0 a favor de Dinamarca. A pesar del gran éxito y la gran expectación creada por estos primeros mundiales femeninos, la desorganización hizo que se perdiera la continuidad y no fue hasta 2 décadas después, con el respaldo de la FIFA, cuando se organizó el primer campeonato mundial de fútbol femenino con reconocimiento oficial.
[editar]Copa Mundial Femenina de Fútbol
Antes de su primera edición, realizada por China -y ganada por los Estados Unidos- en 1991; hubo varios campeonatos internacionales extraoficiales como la Copa Femenina de Invitación de la FIFA, también organizada por dicho país en 1988. A partir de 1999, esta competición logra tener un interés internacional, consolidándose en las siguientes ediciones.
[editar]Juegos Olímpicos
Ante la creciente popularidad del fútbol femenino, el COI decidió incluirlo en el programa de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, torneo que, al igual que en Atenas 2004, ganó Estados Unidos. El oro en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 fue para Noruega. Para Pekín 2008 el oro lo ganó Estados Unidos por la tercera vez.

Cambio de imagen
En el 2004 el presidente de la FIFA Joseph Blatter sugirió que las mujeres deben “llevar más estrictos pantalones cortos y camisas de corte bajo … para crear una estética más femenina” y atraer a los aficionados más hombres. Se informó de que esta crítica se efectuo a partir de futbolistas y algunos periódicos.1
En septiembre de 2008 FC de Rakt equipo femenino (FC de Rakt DA1) de los Países Bajos entró en los titulares internacionales mediante el canje de su equipo viejo por uno nuevo con las faldas cortas y camisetas ajustadas.2 Esta innovación, que había sido solicitado por el equipo en sí, fue vetada inicialmente por la Asociación Real Holandesa de Fútbol sobre la base de acuerdo a las reglas del juego los shorts deben ser usados ​​por todos los jugadores, tanto hombres como mujeres, pero esta decisión fue revertida cuando se reveló que el FC de Rakt llevaban pantalones cortos debajo de sus faldas, y por lo tanto técnicamente están cumplimiento con las reglas. Algunos aficionados especularon que el cambio de equipo no es más que un truco publicitario.
El presidente del club, Jan van den Elzen, dijo a Reuters:
Las chicas nos preguntaron si podían hacer un equipo y le pidió específicamente a la hora de faldas. Nos dijo que nos iba a tratar, pero no esperábamos que iban a pedir permiso para ello. Hemos visto las reacciones de Bélgica y Alemania ya están diciendo que esto podría ser algo para ellas. A muchas chicas les gusta jugar en faldas, pero no creía que fuera posible.
La capitán del equipo Rinske Temming de 21 años dijo:
Creemos que son mucho más elegantes que los pantalones tradicionales y, además, se sienten más cómodos, porque los largos se hacen para los hombres. Se trata más de ser elegante, no es sexy. El fútbol femenino no es popular en este momento. En los Países Bajos hay una imagen que es más para los hombres, pero esperamos que pueda cambiar.
En junio de 2011 Irán había perdido un partido de clasificación olímpica en Jordania, después de tratar de llevar al campo en el hiyab trajes de cuerpo completo. La FIFA otorgó una victoria por 3-0 a Jordania, y explicó que los kits de Irán eran “una infracción de las Reglas de Juego”, por razones de seguridad.3 La decisión provocó fuertes críticas de Mahmoud Ahmadinejad,4 mientras las autoridades iraníes alegó que las acciones de los delegados del partido de Bahrein había sido por motivos políticos.5
También en junio de 2011, la campeona rusa de la UEFA Femenina League, WFC Rossiyanka anunció un plan para jugar en bikini en un intento por impulsar esta tendencia.6

Fuente: Wikipedia

 

 

Facebook Comments